Cirugía Estética Corporal

Aumento de senos

El aumento de senos o mamoplastia de aumento es la técnica que permite aumentar el tamaño de los senos así como elevarlo y tonificarlo, a partir de la colocación de un implante. 

Esta intervención está destinada especialmente a aquellas mujeres que tengan un busto pequeño para su constitución, así como a aquellas personas que tienen un pecho notablemente más pequeño que el otro o que han perdido volumen o turgencia con el paso deltiempo. 

En las mujeres más jóvenes, el momento más apropiado se produce cuando el desarrollo glandular mamario ha finalizado. Como en todas las intervenciones  estéticas, la paciente se debe sentir emocionalmente madura, aceptando que la imagen corporal anterior puede mejorarse de manera notable con esta operación, al realizar una combinación de ciencia con sensibilidad artística. En cualquier caso el resultado final se halla condicionado por factores previos como laxitud de la piel, tamaño y situación de areolas, y posible existencia de tejido mamario previo.

Después de la intervención la vida social de la paciente se reanudará a los pocos días, aunque su incorporación al trabajo dependerá de la actividad desarrollada.

Elevación de senos

La elevación del pecho o mastopexia es una intervención quirúrgica para elevar y mejorar la forma de los senos caídos. Con los años, y tras circunstancias como el embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad hacen que los senos tiendan a caer. Además, a medida que la piel abandona su elasticidad, la mama pierde su forma y cae. Cuando la mama, además de caer, ha perdido volumen o posee poco, también se puede colocar una prótesis. La elevación de senos puede reducir también el tamaño de la areola cuando es muy grande.

La elevación de senos es una intervención similar a la de reducción mamaria, se realiza  en aquellos casos en que la mama, sin ser excesivamente grande en volumen, ha sufrido una caída considerable. En estos casos la extirpación de tejidos es mínima, ya que se aprovechan –en ocasiones con la ayuda de una prótesis- para darle volumen y proyección adecuada al seno, una vez que esta se ha remodelado en su posición ideal. En general las cicatrices son similares a las de la reducción mamaria, pero más pequeñas.

Disminución de senos

La mamoplastia de reducción consiste en una intervención quirúrgica-estética para reducir el tamaño de los senos, en el que, en la mayoría de los casos, presenta un volumen excesivamente grande en relación al resto cuerpo, lo que en muchos casos está asociado a problemas médicos como dolores de espalda y nuca, problemas respiratorios o deformaciones oseas. Una talla de pecho excesivamente grande también puede provocar una gran falta de confianza en la mujer o adolescente.

Esta intervención generalmente es solicitada por mujeres, aunque también se realiza en hombres que sufren de ginecomastia (tejido mamario superdesarrollado) o asimetría mamaría.

Esta cirugía consiste en la reducción de la grasa, el tejido glandular y la piel del pecho, lo cual lo hace más pequeño, ligero y firme. También puede reducirse la areola, el tejido oscuro que rodea el pezón, si es excesivamente grande. El objetivo es conseguir dar a la mujer un pecho más pequeño y más proporcionado al resto de medidas de su cuerpo.

Liposucción

La liposucción es uno de los procedimientos más demandados dentro de la cirugía estética. Este tipo de intervención permite tener una figura más afinada y agradable con lo que se mejora la imagen de la persona (sea hombre o mujer) eliminando esa grasa que con frecuencia es difícil de eliminar con dieta o ejercicio y que resulta tan incómoda.

El objetivo final de la liposucción no sólo es remover un depósito de grasa, sino mejorar la figura del paciente.

Aunque el fin es reducir el volumen de grasa de una persona, no toda persona puede someterse a una intervención de liposucción, ya que no es un procedimiento aconsejable para personas con unos niveles altos de obesidad sino para personas con un sobrepeso moderado con exceso de grasa localizada.

En todos los casos, el especialista será el encargado de recomendar el procedimiento más recomendable para la operación de liposucción, de acuerdo a las condiciones particulares de cada paciente. Sin embargo, como en toda intervención quirúrgica, es necesario que el paciente colabore siguiendo las indicaciones que el médico le dicte, pre y post operatorias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR