Después de los meses de verano, y del cambio de estación, todos nos sentimos un poco más decaídos de lo normal. Atrás dejamos meses de vacaciones o descanso, días de sol y buen tiempo.

Es época de cambios, y nuestra mente lo nota. Pero, no todo es cuestión de estado de ánimo, ya que el síndrome post-vacacional también deja huella en nuestro cuerpo, y más concretamente en nuestra piel.

Es muy probable que al llegar de vacaciones, nuestra piel esté más apagada, seca y deshidratada. La exposición al sol, los baños en piscinas son algunos de los factores que hacen que nuestra piel se dañe.

Desde CuerpoDent, te dejamos algunos consejos para evitar que nuestra piel sufra el síndrome post-vacacional:

• Hidratación: es muy importante mantener hidratada nuestra piel. Para esto, puedes aplicarte una crema hidratante todos los días, con una crema de día, que tenga protección solar, y una crema de noche, que haga que nuestra piel trabaje durante la noche y se mantenga hidratada.
Peeling químico o una sesión de mesoterapia: si tu piel está muy apagada, y deseas recuperar y mejorar tu piel, este tipo de tratamiento es ideal para dar más luz, elasticidad e hidratación a tu piel. La mesoterapia facial se realiza con una combinación de vitaminas y ácido hialurónico, que hace posible la renovación celular de nuestra piel por fuera, y además consigue una hidratación desde las capas más profundas de nuestra piel.
Evita el tabaco, la cafeína y las bebidas alcohólicas: este tipo de sustancias, además de estropear nuestra salud, daña enormemente nuestra piel (mucho más de lo que pensamos), ya que hace que perdamos hidratación, y reseca y apaga nuestra piel.
Bebe agua: el mejor remedio contra el síndrome post-vacacional de nuestra piel es beber agua. Si nos mantenemos hidratados, nuestra salud y nuestra piel, lo notarán.
Fotorejuvenecimiento o IPL: consiste en la aplicación directa de luz pulsada intensa y es uno de los tratamientos más innovadores en el campo de la Medicina Estética. Con esta técnica, se consigue una piel mucho más elástica, con luz, suave, elimina manchas y recupera la piel desgastada, entre otras muchas funciones.
• Higiene facial más tratamiento de hidratación profunda con radiofrecuencia: que va a hacer penetrar mejor los principios activos y va a estimular los fibroblastos para que generen más colágeno y elastina.
Dieta equilibrada: no hay nada mejor para la salud de nuestra piel que cuidar nuestra salud desde dentro, y eso se consigue siguiendo una dieta equilibrada a base de frutas, verduras y alimentos sanos. Esto, sin duda, se reflejará en nuestra piel.
• Incluye la vitamina E en tu alimentación: la podrás encontrar en alimentos como las avellanas y nueces.
Éstos son sólo algunos consejos para cuidar tu piel después de las vacaciones de verano y evitar que suframos el síndrome post-vacacional en nuestra piel.

Te recordamos, que en CuerpoDent podemos ayudarte a mejorar tu piel, y reducir tu síndrome post-vacacional.